5 de junio – Día Mundial del Medio Ambiente

Este año, la ONU (Organización de Naciones Unidas) conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente bajo el lema “Reimagina, Recupera, Restaura” y se centra en la restauración de los ecosistemas que son el sustento de la vida en el planeta cuyo cuidado y protección repercute de forma directa en la salud del planeta y sus habitantes.

Durante mucho tiempo se ha estado destruyendo los ecosistemas de nuestro planeta. Se calcula que cada tres segundos, el mundo pierde una superficie de bosque equivalente a una cancha de fútbol y ya se han destruido la mitad de los humedales de la Tierra. Pero además, no sólo se ha ido perdiendo recursos naturales no renovables, sino también que los gases emitidos que producen el efecto invernadero han aumentado la temperatura del planeta consecutivamente generando un cambio climático al borde de un punto sin retorno.

Nada más tangible de los desastres que ocurre con la alteración y destrucción de los diversos ecosistemas en nuestras vidas, como es la aparición del COVID-19 producto de estos cambios. Se ha demostrado científicamente que al reducir el área de hábitat natural para los animales, hemos creado las condiciones ideales para que los patógenos, incluidos los coronavirus, se propaguen y, como estamos padeciendo mundialmente, nos veamos afectados con estos virus que han mutado y pasado de los animales al hombre.

Por eso, en estos tiempos, más que nunca, con la situación alarmante del cambio climático y la pandemia que seguimos atravesando, los Estados deben tomar medidas políticas urgentes para revertir esta situación.
Este año, Pakistán será el país anfitrión de este día y su elección se debe a que llevará adelante unos de los proyectos de forestación más ambiciosos del mundo planeando plantar 10.000 millones de árboles en un plazo de 5 años.

Pero además, en el marco de celebración de este día, tendrá lugar el lanzamiento del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030, liderado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Este Decenio tiene como objetivo, indican desde Naciones Unidas, no sólo la recuperación de aquellos ecosistemas destruidos o degradados, sino también el cuidado y protección de aquellos que aún están intactos. Unos ecosistemas saludables tienen múltiples beneficios para la vida en la Tierra desde ayudar a contar con una biodiversidad mucho más rica junto con unos suelos más fértiles y con mayor rendimiento hasta garantizar y mejorar la lucha contra el cambio climático, sostienen los expertos.

Para poder contribuir con el medio ambiente, disminuir la contaminación ambiental y frenar la pérdida de biodiversidad, nosotros también podemos sumar con nuestras acciones:
•    Cultivando árboles en nuestra localidad.
•    Repoblando nuestros jardines con especies silvestres.
•    Cambiando nuestra forma de alimentarnos.
•    Separando nuestros residuos para su reciclaje