Lingeri participó del Brazil Water Week

El Compañero José Luis Lingeri, Secretario General del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias, participó, este jueves 15 de octubre, invitado a disertar por la Asociación Brasilera de Ingeniería Sanitaria ABES de la Sesión Especial “Agua – Derechos Humanos y Esperanza” en el marco de la Brazil Water Week que se llevará a cabo entre el 26 y el 30 de este mes en la ciudad de Sao Pablo, Brasil.

Este encuentro, que se realizó a través de videoconferencia, estuvo moderado por Adriano Cândido Stringhini, Director de Gestión Corporativa de Sabesp (empresa de gestión de aguas y residuos propiedad del Estado de Sao Pablo) y participaron como oradores junto a José Luis Lingeri; el Cardenal Dom Claudio Hummes, Cardenal emérito de Sao Paulo, Presidente de la Conferencia Eclesial Amazónica; Patricia Gualinga, referente ambiental Líder del Pueblo Sarayaku, miembro de la REPAM, Ecuador; Enrique Cresto, Administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento; Gabriela Sacco, fundadora y Directora Ejecutiva del Instituto para el Diálogo Global y la Cultura del Encuentro; Sandoval Alves Rocha, asesor del Foro del Agua de la ciudad de Manaos, Representante del Servicio Amazónico de Acción Social, Reflexión y Educación – SARES; Luis Liberman, fundador y Director General del Instituto para el Diálogo Global y la Cultura del Encuentro; y Joao Gutenberg Coelho, Secretario Ejecutivo de la Red Eclesial Panamazónica.

En su exposición, Lingeri enfatizó que a poco más de diez años de la resolución 64/292, por la cual la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció que el acceso a estos servicios constituyen derechos esenciales para todas las actividades humanas, aún se observan en la Región que 8,5 millones de personas beben agua de fuentes superficiales sin tratamiento previo y 19 millones de personas defecan al aire libre. Esta realidad impone el desafío de resolver esta cuestión primordial contemplando el cuidado de las fuentes de agua y el ambiente en general.

“El desafío de cara al futuro, será encontrar el equilibrio para abastecer a la población carente de los servicios de agua y saneamiento, disminuyendo los impactos en nuestra casa común. Esto sólo podrá lograrse con el acuerdo y la participación de todos los actores sociales que forman parte de este complejo entramado, dado que la crisis global del agua constituye en sí misma un problema político que demanda la construcción de una visión holística, y que debe administrarse desde los más altos niveles de los Estados, mediando entre los diferentes intereses, pero con el objetivo principal de priorizar por sobre todas las cosas, la vida y la salud.”, destacó nuestro Secretario General.

Para finalizar, remarcó que el escenario actual y futuro impone una mayor capacitación y participación de los sindicatos en la elaboración y ejecución de las obras tendientes al objetivo de lograr el acceso universal a los servicios de agua y saneamiento y al cuidado de nuestra casa común, “porque somos nosotros los trabajadores los que sabemos hacerlo y asumimos el compromiso de lograrlo”.