Buenos Aires,Viernes 20 de Octubre del 2017 Inicio Mapa


Novedades
Ultimas Publicaciones
2017/08/29
El agua es un Derecho Humano
En nombre de la Comisión Directiva del SGBATOS no..
2017/08/28
Festejo del Día del Niño
El Sindicato de Gran Buenos Aires de Trabajadores ..
2017/08/18
Festejá el Día del Niño!
Se viene el Día del Niño y el SGBATOS invita a s..
2017/08/16
Tarifa Hoteles 15 de Mayo
OTRO APORTE MAS DEL SGBATOS A LOS TRABAJADORES SAN..
2017/08/16
Actividades para los adultos mayores
El Sindicato de Gran Buenos Aires de Trabajadores ..
2017/06/30
3º Congreso de Salud de los Trabajadores
Entre el 28 y 29 de junio se llevó a cabo en Parq..
2017/06/28
Premio a la calidad empresaria
El martes 27 de junio la empresa, AySA S.A., recib..
2017/06/21
Cumplimos 60 años!
Hace 60 años nacía el Sindicato Gran Buenos Aire..
A 43 años del asesinato de José Ignacio Rucci

El 25 de Septiembre de 1973, en la puerta de una casa situada en Avellaneda 2953, el histórico dirigente José Ignacio Rucci fue brutalmente asesinado. El hecho acaeció dos días después de que Juan Domingo Perón se proclamara Presidente de la Nación por tercera vez, con el 62 % de los votos. Este acto de violencia desmedido y repudiable, se sucedía en el contexto de una convulsionada situación social y disputa de poder. El asesinato del compañero Rucci, Secretario de la Confederación General del Trabajo (CGT) por ese entonces, constituyó un hecho político que marcó a fuego al Movimiento Peronista y al Movimiento Obrero en su conjunto.
Para ilustrar el impacto del asesinato de Rucci, el Gral. Perón, con sus ojos llenos de lágrimas, sentenciaba lo siguiente: “Estos balazos fueron para mí, me cortaron las patas”. Su asesinato, producto de enfrentamientos internos dentro del peronismo, provocaron un punto de quiebre en la vida política dentro del movimiento.
José Ignacio Rucci fue un destacado dirigente del Movimiento Obrero. Él siempre recordaba sus comienzos en la participación en el mítico 17 de octubre de 1945. En aquella jornada histórica, Rucci, fue uno más entre miles de trabajadores, que “mojaron sus pies” en la fuente de Plaza de Mayo, esperando la liberación del Gral. Perón, preso por ese entonces, en la Isla Martín García. Comenzó su actividad gremial ejerciendo el cargo de delegado de fábrica dentro de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), intensificando su labor, a partir del derrocamiento del gobierno del General Perón en 1955, formando parte de la resistencia peronista.
Tras el asesinato de Vandor, Rucci comenzó a tomar mayor protagonismo y ante la tensión que primaba dentro del Movimiento Obrero, el Gral. Perón lo designó Secretario General de la CGT. Desde ese rol afianzó su vínculo con Perón, convirtiéndose en uno de sus hombres de mayor confianza y en uno de sus interlocutores principales. Esto último quedó plasmado, en la mítica foto del retorno del Gral. Perón al país, donde Rucci “protegía al General de una copiosa lluvia con su paraguas” en el aeropuerto de Ezeiza.
Nosotros desde el SGBATOS, queremos rendir nuestro más sentido homenaje en este día tan especial para todos los trabajadores, recordando a Rucci, como ese gran dirigente histórico del peronismo que dio su vida por Perón y su causa, con convicción y con su lucha inclaudicable en defensa de todos los trabajadores.

Ya contamos con: 144307 Visitas


SGBATOS Web Oficial. Todos los derechos reservados. Prohibída su reproducción, copia o manipulación sin previo consentimiento de las autoridades pertinentes a esta página. Términos y condiciones del sitio web


SINDICATOSERVICIOS Y BENEFICIOSPUBLICACIONESNOTICIAS
QUÉ SOMOS
HISTORIA DEL SGBATOS
COMISION DIRECTIVA
SEDE
BECAS
CAJA COMPLEMENTARIA
CAMPO RECREATIVO
CASAMIENTO
CASA DEL SANITARISTA
CENTRO DE CAPACITACION L. MARECHAL
COCHERIA FUNEBRE
COMITE DE ACCION SOCIAL
CONVENIO SGABTOS-USAL
EMERGENCIAS MEDICAS
FARMACIA MUTUAL 15 de MAYO
DIA DEL NIÑO
DEPORTES
GUARDAPOLVOS Y UTILES
HOTEL MAR DEL PLATA
HOTEL VILLA CARLOS PAZ
JARDINES MARTERNO INFANTIL
OBRA SOCIAL
UNIDAD DE COORDINACION
CONVENIO COLECTIVO
REVISTA VIDA
FOLLETOS
INFORMES ESPECIALES
ACTUALIDAD